sábado, 7 de febrero de 2015




 TE LLEVAMOS EN EL CORAZÓN DONDE HABITARÁS PARA SIEMPRE...

"Sor Florido ya se ha encontrado con el Resucitado. Ya no hay dolor, ni sufrimiento, sólo paz y plenitud. Sus manos cargadas de pasión por la educación, de sensibilidad a los más pobres, de amor a la Compañía, a las hermanas; de amor a su Goleta, y con un proyecto claro de educación, una vida entregada hasta el final, al amor.

Sólo nos queda dar gracias a Dios por su vida, y por todo lo que de humanidad, de cercanía y sencillez ha dejado."
Escrito desde el corazón por Sor Yolanda.


Salmo 22

El Señor es mi pastor


El Señor es mi Pastor, nada me falta: 
en verdes praderas me hace recostar; 

me conduce hacia fuentes tranquilas 
y repara mis fuerzas; 
me guía por el sendero justo, 
por el honor de su nombre. 

Aunque camine por cañadas oscuras, 
nada temo, porque tu vas conmigo: 
tu vara y tu cayado me sosiegan. 

Preparas una mesa ante mí, 
enfrente de mis enemigos; 
me unges la cabeza con perfume, 
y mi copa rebosa. 

Tu bondad y tu misericordia me acompañan 
todos los días de mi vida, 
y habitaré en la casa del Señor 
por años sin término.